Consulta nuestra
EDICIÓN IMPRESA
DEL DÍA DE HOY Y ANTERIORES
Lunes 24 de Noviembre, 2014
9/Sep/13 22:10  
0 0

Rechazan organismos azucareros impuesto a bebidas saborizadas

Añadieron que la propuesta contenida en la iniciativa de reforma hacendaria presentada la víspera por el Ejecutivo federal disminuiría el consumo calórico de la dieta en una mínima proporción.

Aplicar el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a las bebidas saborizadas ´no resuelve la obesidad, castiga a las familias más pobres e incrementa el desempleo´, afirmó la cadena productiva de la caña de azúcar
 
Notimex - En un comunicado conjunto, la Cámara Nacional de las Industrias Azucareras y Alcoholeras, la Industria Refresquera Mexicana y la Unión Nacional de Productores de Caña de Azúcar, entre otros organismos, expusieron que un impuesto como el propuesto en la iniciativa de la Ley de Ingresos para 2014 no soluciona el problema de la obesidad.

Añadieron que la propuesta contenida en la iniciativa de reforma hacendaria presentada la víspera por el Ejecutivo federal disminuiría el consumo calórico de la dieta en una mínima proporción.

Además, sostuvieron, generaría problemas de informalidad, desempleo, baja de productividad, y afectaría en mayor proporción a las familias más pobres que representan a 52 millones de mexicanos.

Este impuesto, abundaron, frena el crecimiento económico del país, ya que afecta la cadena productiva caña de azúcar, fruticultores, azúcar, proveedores, bebidas saborizadas, trabajadores y tienditas.

Asimismo, genera desempleo e inflación, provocaría entre 15 y 20 por ciento de incremento en el precio al público de las bebidas saborizadas, por lo que, opinaron, "es un impuesto que va a pagar el consumidor", y en el caso de refrescos, de prosperar, 35 por ciento del precio al público serían impuestos, debido a que el refresco ya paga 16 por ciento de IVA.

Para estas organizaciones, el impuesto especial agrede a la población de menores ingresos que es la población con menor disponibilidad de agua en sus hogares y lugares de trabajo y provocaría el cierre de miles de pequeños comercios, ya que es una sus principales fuentes de ingresos, aunado a que profundizaría la crisis del campo mexicano, en particular del cañero.

De igual forma, consideraron que este gravamen no es congruente con los criterios de la reforma hacendaria manifestados por el presidente Enrique Peña Nieto, toda vez que no incentiva a la formalidad, "pues la experiencia con los impuestos especiales demuestra lo contrario", anotaron.

Por su parte, la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope-Servytur) de la Ciudad de México, refirió que el refresco representa al comerciante en pequeño una parte muy importante de los productos que vende diariamente.

"Sólo el refresco y las aguas envasadas son productos de mayor venta en el comercio minorista y el incremento del impuesto en su precio le impactará negativamente a nuestros clientes quienes ya pagan el aumento en los costos del trasporte público concesionado, así como del gas doméstico y gasolina, entre otros, que fueron autorizados en el transcurso de este año", expresó el organismo.
Comentarios: ((0))
  • Ordenar por  
  • Últimos
  •   |
  •    Primeros